En la Familia Carmelita el laicado representa un gran número de fieles que viven la espiritualidad carmelita y se inspiran en el carisma de la Orden en su vida cotidiana. Estos, han sido llamados por el Señor a compartir una misión dentro de la Orden, en la Iglesia y en la sociedad. En su Exhortación apostólica «Evangelii Gaudium», el Papa Francisco desafía a la Iglesia, y por consiguiente a nuestra Orden, a promover a los laicos para que asuman mayor responsabilidad y a permitir que los jóvenes ejerzan liderazgos. Como Carmelitas, vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo, sirviéndole fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un nuestro compromiso en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que están estrechamente ligados entre sí. Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como «nuestra Madre y hermana».

El Laicado Carmelita Madre Asunción, surge con motivo de la celebración del 75 Aniversario de la Fundación de la Congregación en noviembre de 1999, en la Casa Madre: Colegio Madre Asunción, Limonar- Málaga. A partir de esta fecha, se reflexiona junto con los laicos carmelitas sobre aspectos fundamentales del carisma legado por Madre Asunción. Ha habido una continuidad en encuentros del laicado a nivel nacional e internacional, y un seguimiento constante de las Hermanas Carmelitas a los grupos de oración y reflexión existentes. Actualmente en nuestro colegio se llevan a cabo reuniones quincenales del grupo laicado «Virgen del Mar»; donde se comparte un itinerario de formación, reflexión y experiencias enriquecedoras, para crecer como personas, siendo nuestros referentes, Jesús, María, Madre Asunción y el Carmelo. Este grupo está abierto para todo el que esté interesado.