Durante la inducción realizada a los estudiantes, antes de inicio de año escolar, profesores y directivos de la institución recalcaron la necesidad de ser empáticos y la necesidad que tenemos de vivir en valores.

 Crecer es un ciclo propio de la naturaleza. No necesitamos, en algunos casos, de mucho para crecer físicamente. Pero para alimentar nuestra alma y espíritu necesitamos de muchas personas que nos alimenten y fomenten en nosotros muchos valores,  que siempre estén a nuestro lado para apoyarnos y recalcarnos, que son esos valores los que nos permitirán desarrollarnos y entender que Dios es nuestra fuente de vida y que solo la relación con él nos hace ver nuevas posibilidades de vida.

Por eso nuestro lema ¡Crezcamos juntos! ¡Crece, cree, reza! Nos invita a todos quienes formamos parte de la institución a servir de guía en la conducta de todos expresándola en valores y principios, que servirán de guía no solo en el entorno familiar sino también educativo. Ya que sabemos que en muchos casos el avance de las tecnología quizás nos ayudan a acercamos a quienes tenemos lejos, pero también  están separando a quienes estamos cerca.

Desde nuestra institución belenista búscanos crecer juntos, en unidad, entendida ésta como el desarrollo integral del individuo. Otros de los valores que se quieren fomentar desde el plantel y hacia la comunidad en general, es el esfuerzo, la ayuda, el sentido de familiaridad, teniendo siempre como norte, lo común, aquello que permita reencontrarnos con el otro, pero  para ello necesitamos no solos a quienes formamos parte de la institución como tal, sino el compromiso serio y responsable de los miembros del grupo familiar.

Queremos que entienda la palabra crecer desde el punto de vista de la vivencia, que cada uno tenemos una escala de valores que es la que rige nuestro comportamiento y solo haciéndonos responsable de nuestra felicidad es que lograremos podemos seguir creciendo. Es esta la enseñanza que queremos transmitir a nuestros chicos, que logren ser humanos, que tengan empatía,  sentido de pertenencia  y logren cambios para el bienestar de todos, en distintos ámbitos, casa, escuela, trabajo.

Por todo esto, estamos seguros que la comunidad belenista, no solo crece, sigue creyendo en el prójimo y seguirá rezando para alcanzar el objetivo común, ¡crecer juntos!

HHCSCJ

Author HHCSCJ

More posts by HHCSCJ